¡EL GRAN SUEÑO DE VIAJAR AL ESPACIO, SE ESTÁ VOLVIENDO UNA REALIDAD!

La NASA en conjunto con la firma de Elon Musk, SpaceX tienen la visión de crear en las -próximas décadas- las posibilidades de viajar al espacio como un turista con viajes comerciales.

La profesora de ciencias espaciales en la US Air Force School of Adanced Air and Space Studies, Wendy Whitman Cobb, mencionó que la tarea no es fácil por el costo que puede generar; sin embargo, al incorporarse una empresa privada a este objetivo, el escenario se vuelve alcanzable y cambia las posibilidades.

Whitman indicó que actualmente la NASA está pagando 55 millones de dólares por asiento a la compañía de Elon Musk. “Para SpaceX, es otro paso en su camino a Marte, pero en general, demuestra que los vuelos espaciales no necesitan reservarse sólo para los estados más poderosos” indicó.

Según la especialista, el sueño de conquistar el espacio de la mano de una firma privada, hace este sueño más accesible. Esta alianza hizo que el gasto de la NASA disminuyera hasta un 93.3%, de costarle 1,600 millones de dólares a 110 millones de dólares.

Con esto, el sector espacial puede triplicar su mercado para 2040, lo que representa 926 millones de dólares; y se visualiza que en una década el segmento podría tener un valor de 23,000 millones de dólares. En definitivo, este logro marcará un antes y un después en el uso de cohetes.

Recordemos que en 2001, Dennis Tito fue el primer turista en viajar al espacio, su boleto costó 20 millones de dólares por ocho días en la Estación Espacial Internacional. Actualmente, de acuerdo a los precios de prepago de Virgin Galactic, el costo puede ser de 250,000 dólares.

Además de la reducción de costos, otra misión es sortear los retos técnicos, lo que ayudará a que el turismo espacial crezca.

 “El gobierno de los Estados Unidos ha sido muy bueno trabajando con las compañías en el desarrollo de puertos espaciales y entendiendo que este es un sector de alto riesgo. El problema ha sido técnico. Y la gente solo ha tardado más en desarrollarse. Por parte de Jeff Bezos y Blue Origin, ha estado trabajando en esto durante más de una década. También lo hizo Sir Richard Branson. Desarrollar, incluso para el espacio suborbital, no es fácil”, indicó a Brink, Jeffrey Manber, CEO de Nanoracks, empresa que se encarga del desarrollo de software y hardware para servicios espaciales.

Más empresas interesadas en llegar al espacio

Estos planes de ir al espacio, no son solamente de Space X, por su parte Blue Origin buscaba lanzar una misión tripulada a finales de este año o a más tardar en 2021; pero por causa del COVID-19 podría verse afectado. Al igual que el telescopio espacial James Webb que estaba planeado lanzarse en marzo de 2021.

La especialista Whitman confirma que hay varios retos que sortear en esta misma misión espacial; sin embargo, considera la importancia de ser regulados (como el tema de los escombros espaciales). “Tener más humanos en el espacio, podría obligar a los países a pensar dos veces antes de tomar acciones potenciales peligrosas en el espacio y para esto se necesita una regulación”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: