8 CLAVES PARA QUE TE IDENTIFIQUEN COMO LÍDER

Dicen que el liderazgo es una arte, dicen que no cualquiera tiene las habilidades que se necesitan para llegar a serlo. La palabra “jefe” no siempre va de la mano con cómo ser un “líder”, así que este artículo va dirigido a cualquier nivel jerárquico de la empresa y que desee sobresalir como un gran líder.

El liderazgo tiene la capacidad de influir en la forma de ser de las personas, haciendo que estas trabajen con entusiasmo en el logro de los alcances de los objetivos; cosa que la autoridad o imposición nunca conseguirá.

Échale un ojo a las siguientes ocho características vitales para ser un líder y llévalas en cada etapa de tu vida:

1. Enfócate: Se estima que un 20 por ciento del tiempo laboral se pierde por hacer otras cosas ajenas al trabajo, como llamadas telefónicas, revisar las redes sociales o recibir por un largo tiempo visitas dentro de la oficina. Concéntrate en hacer lo que tienes qué hacer, tendrías un 20 por ciento más de productividad que tu equipo.

2. Sé un gran compañero: No puedes ser un gran líder si no eres un buen compañero primero. El estar siempre ahí para tus amigos te van a respetar; siendo éste, requisito indispensable para todo líder.

3. Busca retos: Aceptar un reto fuera de las actividades de tu trabajo, muestra iniciativa. Además, es una oportunidad para probarte que puedes con eso y más.

4. Busca mejorar: No esperes a que te tengan qué decir en dónde puedes mejorar; pregúntale a las personas exitosas que conozcas qué libros o artículos te recomiendan y toma la iniciativa de informarte. Rodéate de personas exitosas y tu mentalidad cambiará.

5. Sé un gran comunicador: debes comunicarte claramente con tu equipo, a fin de que tengas la habilidad de dar a conocer tus puntos e ideas sobre algo. Toma en cuenta la claridad, el lenguaje, tono y entrega de tus mensajes –escritos o verbales-, autoevalúate y mejora. Para ser un líder debes comunicarte como uno.

6. Corre tu propia carrera: No te preocupes por lo que tu competencia esté haciendo. Vive tus propios procesos y enfócate en seguir construyendo y no en subestimar a tus compañeros. Al contrario, apóyalos.

7. Trabaja duro: Lo siento, no hay atajos para crecer. Si tomas en cuenta el primer punto, no tendrás que esforzarte tiempo extra para obtener un ascenso o que te vean como un gran líder. Siempre hay que estar preparado para las cosas planeadas e inesperadas. Trabajar duro y brillar cuando la presión está a su máximo nivel, realmente te hará resaltar.

8. Prepárate para la siguiente oportunidad: Siempre pasarán cosas inesperadas. Estar preparado mentalmente para ver en cada situación grandes oportunidades; oportunidades buenas que nadie logra ver.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: