ALIMENTOS CONTRA EL INSOMNIO

Lograr un sueño de calidad es indispensable, ya que regenera, favorece la salud en general y estimula el buen funcionamiento de los sistemas inmunitario y hormonal. Para un buen descanso hay que cuidar la alimentación, garantizando el aporte de nutrientes precursores de neurotransmisores.

Durante el día se recomienda que consumas alimentos con elevada densidad nutricional, evitando azúcares y refinados, estimulantes y grasas o saludables. Dos horas antes de dormir, ingiere alimentos de fácil digestión, como verduras y cocciones sencillas.

Como tip extra, cuando te acuestes a dormir, no mires televisión, mejor medita y relájate.

Alimentos que favorecen la relajación e inducen el sueño

Plátano

El plátano es rico en hidratos de carbono y fibra, favorece la sensación de saciedad. También posee abundantes minerales como potasio y magnesio –indispensables para la relajación muscular–, y una buena dosis de triptófano.

Este aminoácido es precursor de la serotonina u «hormona de la felicidad», y de la melatonina, el neurotransmisor que induce al sueño y el equilibrio en los ciclos biológicos.

Almendras

Las almendras son una buena fuente de grasas y proteínas saludables, aportan abundante calcio y contribuyen a proporcionar sensación de saciedad. Además contienen melatonina.

Para que resulten más digestivas y para evitar la presencia de antinutrientes o de sustancias que entorpezcan la asimilación de sus nutrientes, conviene dejarlas en remojo en agua durante unas ocho horas.

Tahini blanco o semillas de sésamo

El sésamo es rico, como otras semillas, en grasas saludables y proteínas, pero también en minerales como calcio y magnesio. Junto con las semillas de chía, destaca por su riqueza en triptófano.

Cereales integrales

Consumirlos garantiza el aporte de vitaminas del grupo B, necesarias como cofactores en la transformación del triptófano en melatonina. Los cereales integrales aportan hidratos de carbono de absorción lenta, lo que favorece la saciedad y el bienestar.

Cerezas

Es la fruta más rica en melatonina. Se pueden tomar para merendar o un rato antes de acostarse, frescas o en zumo. Si no es temporada, también se pueden comprar secas sin azúcar o bien tomarlas en forma de suplemento.

No olvides practicar actividad física en tu día, evita el trabajo demasiado sedentario, estresante o desmotivador, y revisar tus hábitos asociados al sueño a fin de modificarlos para tu mayor descanso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: