CORTE SUPREMA DE EU NIEGA ACCESO A LOS ANTICONCEPTIVOS POR MOTIVOS RELIGIOSOS

Redacción

La Corte Suprema de Estados Unidos negó el acceso a los anticonceptivos destinados para miles de mujeres en el país, esto debido a una nueva orden emitida por el presidente Donald Trump que permite a las empresas negar a sus empleadas la cobertura gratuita de ese servicio por motivos religiosos.

Por 7 votos a favor y 2 en contra, la máxima instancia judicial validó una directiva de 2017 que tumbó casi del todo la pasada norma, impulsada por el expresidente Barack Obama, la cual obligaba a las empresas a incluir la cobertura gratuita del control de natalidad en el servicio de salud que ofrecen a sus empleadas.

La orden de Trump permitirá que cualquier empresa, universidad, hospital, o aseguradora médica, se niegue a ofrecer cobertura de anticonceptivos por objeciones religiosas o morales.

La mayoría de los jueces del Supremo opinaron que Trump sí tenía derecho a modificar esa norma porque la reforma sanitaria de 2010, conocida como “Obamacare”, concede al gobierno la autoridad de crear esas “exenciones religiosas y morales”.

Las magistradas progresistas Sonia Sotomayor y Ruth Bader Ginsburg se mostraron en contra, y advirtieron que, según los cálculos del propio gobierno, entre 70 mil 500 y 126 mil 400 mujeres perderán inmediatamente el acceso a servicios anticonceptivos gratuitos al entrar en vigor la norma de Trump.

La magistrada Ginsburg, dijo que la extensión religiosa impone cargas notables para cada una de las empleadas femeninas, pues muchas de ellas dejarán de utilizar anticonceptivos, aunque los necesiten debido al costo de los mismos.

Claramente este tipo de restricciones impactan sobre todo a las mujeres latinas, pues es más probable que tengan bajos ingresos y porque los cuidados básicos de salud siempre han estado fuera de su alcance.

Según Planned Parenthood, la mayor red de clínicas de salud reproductiva del país, con la reforma sanitaria de 2010 permitió acceder a una cobertura médica gratuita de anticonceptivos a más de 62 millones de mujeres en edad reproductiva, incluidas 17 millones de mujeres latinas y 15 millones de afroamericanas.

La presidenta de esa organización, Alexis McGill Johnson, calificó como atroz, la decisión del Supremo, y prometió que Planned Parenthood hará todo lo posible para asegurar que quienes necesiten anticonceptivos puedan acceder a ellos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: