MEXICANOS RECURREN A SUS PENSIONES ANTE CRISIS DEL EMPLEO POR COVID-19

A mediados del mes de mayo, Ernesto Hernández sintió que el mundo se le venia encima luego de perder su trabajo como promotor de una marca de máquinas de afeitar y desodorantes en un supermercado de la CDMX.

No tenia muchas opciones y menos en medio de una pandemia que obligo a cesar actividades en gran parte de las empresas, lo que provocó más de un millón de desempleados formales en el país.

Fue entonces que Ernesto, pensó en sus únicos ahorros, los recursos de su fondo de pensión, por lo que inició el tramite para hacer un retiro, sin saber que el proceso suele demorar al menos un par de meses, mucho más de lo que él había pensado.

El joven de 27 años, contó que se sintió muy frustrado, pues continua a la espera de cobrar 8 mil pesos de su pensión.

Cada vez más mexicanos están echando mano de sus pensiones ante la crisis desatada por el coronavirus, tan solo en el mes de junio llevó la cifra de retiros a un máximo histórico de 1,856 millones de pesos, según datos del Consar.

Los fondos de pensión en México permiten a los trabajadores que han perdido su empleo hacer un retiro parcial por hasta tres meses de su último salario o un 11.5% de sus ahorros para la vejez, pero para poder iniciar su gestión deben tener al menos 46 días sin trabajar.

Recurrir a las llamadas Administradoras de Fondos para el retiro se ha convertido en una práctica socorrida entre muchos afectados por la crisis económica a lo largo de casi 100 años, ante la falta de otro tipo de apoyo en el país para hacer frente al creciente desempleo.

Entre marzo y junio, 1.1 millón de puestos de trabajo formales desaparecieron a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que a partir de julio México habría dejado de perder empleos, algunos analistas prevén que la economía local sufrirá una profunda contracción este año.

Jorge López, socio fundador de Vitalis, una consultoría especializada en pensiones dijo que el gobierno actual no ha hecho nada al respecto, por lo que celebra que el mecanismo de retiro por desempleo ha demostrado su utilidad.

En países como Perú, el Congreso permitió a los afiliados de las Administradoras de Fondos de Pensiones retirar hasta 3 mil 700 dólares de sus cuentas ante la crisis que se vive. Por su parte el legislativo chileno, aprobó recientemente el retiro del 10% de los fondos de pensión o hasta 5 mil 600 dólares.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: