LA PANDEMIA EMPEORA LAS CONDICIONES LABORALES DE LAS MUJERES

Redacción

Las condiciones de trabajo para las mujeres en México, se han visto amenazadas tras la pandemia de coronavirus, según indicadores de trabajo que han reflejado un deterioro importante desde que se detectó el primer caso.

Según la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) el nivel de ocupación de los hombres cayó en mayor porcentaje durante el primer trimestre del año y el mes de mayo; sin embargo, las condiciones laborales como el trabajo no remunerado, la informalidad y los empleos sin contrato por escrito perjudicaron más a las mujeres durante la jornada de sana distancia.

La economista de giro feminista Jeli Camacho Becerra, explica que esta situación se debe a que las mujeres no cuentan con el tiempo necesario para generar su propio bienestar en salud, como en condiciones emocionales y laborales.

“Dicha carga de tiempo profundiza la precarización laboral y obliga a un análisis diferenciado entre géneros durante la pandemia. Estamos ante una crisis al menos tres dimensiones: salarial, violencia contra las mujeres y de cuidados en el hogar”, explica.

El índice de trabajo no remunerado entre las mujeres pasó del 59.7% a 60.4% entre mayo y abril de acuerdo con las estadísticas oficiales. A lo que la especialista resalta que a pesar de que pueda parecer mínimo el avance, se trata de una estadística que ha avanzado poco a poco en los últimos años.

Poco más del 75% del trabajo que comprende los servicios domésticos y de cuidado de personas es realizado por mujeres, según el Catálogo Nacional de Indicadores actualizado hace dos años.

“Y hablando de una dimensión vivencial, las mujeres están en la primera línea de quienes resuelven los problemas de la crisis sanitaria, aunque muchas no reciben pago” comenta Camacho Becerra, titular de Evaluación y Estadísticas de Género en Secretaría de las Mujeres de CDMX.

Por otra parte, datos de la ETOE señalan que la tasa de trabajo formal de mujeres se redujo. “Esto indica que las mujeres están consiguiendo más trabajos sin contar con servicios de seguridad social. Estas condiciones no son nuevas de la pandemia, pero se acentuaron durante los últimos meses”.

Sin embargo, el dato más preocupante está en la disminución de ofertas laborales sin contrato escrito. Este indicador incrementó 12.6% de acuerdo con la ETOE.

Camacho comenta que el daño a las condiciones laborales forma parte de un incremento de la violencia de género a nivel nacional, desde mediados del mes de marzo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: