LANZAMIENTO DE TAXIS PARTE DE UBER

Redacción

Alguna vez Uber enfrentó una dura competencia con los taxistas en diferentes países, con manifestaciones masivas de taxistas contra este tipo de transporte e incluso ataques contra conductores de Uber.

La crisis por coronavirus en todo América está forzando a Uber a adoptar el modelo de taxi, al que se supone desplazó de las calles de la CDMX.

En algunas partes de México, ya están considerando el lanzamiento de taxis donde las leyes locales no permiten el servicio de transporte privado por aplicaciones digitales.

A lo que el portavoz de Uber en México comenta: “estamos explorando diferentes opciones para seguir liderando la inclusión en la movilidad urbana en México y el resto de Latinoamérica”.

En comparación con la competencia Didi, ha hecho grandes avances en los últimos años en la región, lo que le ha permitido tener una gran ventaja al trabajar con los taxistas latinoamericanos y al implementar medidas de salud como barreras plásticas para mantener la salud de los usuarios.

CIUDAD DE MÉXICO, 22JULIO2019.- Autoridades de la PGJ, revelaron que tienen identificadas a las bandas de «taxistas goteros», quienes operan principalmente en las zonas de Polanco, Roma y Condesa principalmente. FOTO: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO.COM

Por tanto, Uber tiende a reforzar esta iniciativa. Ha ofrecido servicio de taxi en Madrid, Tokio y Atenas, pero la regulación local ha dificultado su operación. Anunció que en junio empezó el servicio en Chile y próximamente lanzara taxis en Sao Paulo, Brasil.

El paso de Uber hacia los taxi puede indicar que “se ha dado cuenta de que necesita adoptar un enfoque localizado, mercado por mercado, en lugar de simplemente aplicar el mismo modelo en todas partes”, comentó James Cordwell, un analista con sede en Londres de Atlantic Equities. Aseguró que hay mucho en juego para Uber y Didi en el que han comenzado a alcanzar un techo en sus mercados domésticos.

Para ambas compañías, América Latina es una parte clave de su historia de crecimiento.

Uber quiere mostrar que su modelo de negocio sigue siendo viable, incluso en la nueva normalidad por la pandemia; mientras que Didi es objeto de persistentes rumores de una oferta pública inicial (al inicio de sus operaciones en Chile el 50% de sus miembros eran taxistas).

Un taxista de 34 años que trabaja con Didi en Santiago, Chile, comentó que “ya sabíamos que en Didi trabajaban con taxistas en otros lugares. Uber tiene muy mala aceptación por la guerra que nos hizo al principio”.

Uber lanzó un comunicado anunciando sus próximos planes de lanzar taxis en Brasil, dijo que se requerirá que todos los conductores verifiquen el uso de mascarillas y que puedan solicitar el reembolso de los suministros, tales como protectores faciales y gel antibacterial para manos.

Lo importante es hacer un puente de apoyo entre conductores de los diferentes transportes y los usuarios, no dividir el mercado y hacer la situación más complicada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: