CDMX OFRECE SEGURIDAD SOCIAL A CHOFERES DE TRANSPORTE PÚBLICO CON BUEN SERVICIO

Redacción

El gobierno de la Ciudad de México ofreció a choferes de autobuses y microbuses concesionados su inscripción a la seguridad social, puesto que se les dará el recurso para ello, siempre y cuando mejoren el servicio y acaten las normas necesarias.

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno capitalina, explicó que, al registrarse ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, tanto los conductores como sus familias se verán beneficiadas.

Por su parte, Andrés Lajous Loaeza, titular de la Secretaria de Movilidad en la CDMX, abundó que este tipo de transporte realiza aproximadamente 7.2 millones de viajes al día y mueve a casi 4 millones de personas.

Además, informó que tienen contemplada una inversión de 80 millones de pesos para lo que resta del año, lo cual beneficiaría a 15 mil 500 choferes en la capital del país.

Este programa se suma al plan de movilidad para regular el transporte público en la ciudad, puesto que se busca la profesionalización del servicio, así como generar un esquema de incentivos y sanciones; además del plan de sustitución de unidades que está en proceso.

La inscripción de los conductores al IMSS les permitirá tener acceso a servicios médicos quirúrgicos y hospitalarios, a tener pensiones por invalidez, viudez o vejez, así como una ayuda para servicios funerarios para el solicitante.

Lajous indicó que el registro será de manera digital, para después acudir de manera física a la Semovi con su licencia tipo C, firmar una carta compromiso y llenar los formularios de inscripción al IMSS.

Esta contemplado un apartado de sanciones y suspensiones, lo cual puede ocurrir en caso de que en la unidad móvil no estén habilitados el GPS, la cámara y el código QR para identificar al autobús y al propio conductor, además del incumplimiento con el proceso de regularización.

El operador será amonestado en caso de no tener licencia tipo C vigente, no llevar puesto el uniforme correspondiente, en caso de consumir alguna droga mientras maneja, tener música a alto volumen, poner en riesgo a los pasajeros o incurrir en actos de acoso sexual o discriminación, por lo que cada unidad será monitoreada desde la app Mi Ruta, donde los pasajeros podrán calificar sus servicios.

Para la primera fase de este sistema tienen pensado usar las cámaras de fotocívicas para vigilar y sancionar a los vehículos de transporte que circulen en sentido contrario, invadan áreas peatonales o infrinjan las reglas de tránsito.

En la segunda etapa se incrementará el número de cámaras en sitios estratégicos y se usará la información de los GPS para ubicar si hubo exceso de velocidad o si las unidades están detenidas en lugares indebidos.

Por último, los usuarios podrán calificar a los chóferes de la aplicación, para con ello generar un esquema de sanciones.

La inscripción al sistema está disponible desde el 7 de agosto, pero hasta el 17 de este mes iniciará el programa de reordenamiento tecnológico con las cámaras y para el primero de septiembre se iniciará el uso de la app Mi Ruta para los operadores inscritos en el IMSS y el 5 ya estará disponible para el resto de los usuarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: