CRISIS POR COVID-19 GOLPEA FUERTE A LAS ESCUELAS PRIVADAS EN MÉXICO

Redacción

En México, millones de estudiantes regresaron este 24 de agosto a clases de manera virtual tras concluir un singular y forzoso periodo vacacional debido a la pandemia, lo que provocó una enorme deserción en las escuelas privadas.

Aunque no hay cifras definitivas, gremios de las instituciones escolares particulares calculan que casi dos millones de alumnos de todos los niveles académicos habrían dado de baja y buscado migrar al saturado sistema público, esto según un recuento de Reuters.

Alfredo Villar, presidente de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares, dijo que estamos ante una crisis tremenda y que muchas escuelas están quedándose sin población, lo que seguramente provocara que tengan que cerrar.

Tratando de retener la mayor cantidad de alumnos, la mayoría de estas instituciones están creando acuerdos con los padres de familia, flexibilizando la oferta de becas, otorgando descuentos y facilidades de pago de las cuotas, aunque para algunos no resulta suficiente.

Alicia Martínez, ama de casa de 37 años, quien desde el inicio de la crisis comenzó a batallar para mantener a sus dos hijos en colegio de paga, y molesta recordó que únicamente le descontaron el 3% de la colegiatura, aunque previamente habían subido un 30% en costos del ciclo anterior.

La crisis también ha obligado a los más de 48 mil colegios privados, que atienden a un 15% del total de la matrícula nacional, es decir más de cinco millones de alumnos, a suspender el regreso a las aulas y optar por las clases en línea, un duro revés para muchos institutos que deben su prestigio a su equipamiento e instalaciones.

La Secretaria de Educación Pública ha dicho que está preparada para recibir a los estudiantes que abandonen los colegios particulares por los efectos de la pandemia.

De acuerdo con la SEP, se podría tener un cálculo de la deserción de escuelas privadas hasta después de septiembre cuando el periodo de inscripciones al ciclo escolar culmine definitivamente.

Expertos aseguran que la tormenta sería un duro golpe para el sector educativo en México, especialmente después de que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, derogó el año pasado una reforma que según la administración anterior buscaba fortalecer el sistema local de enseñanza, uno de los peores calificados entre los países de la OCDE.

Según proyecciones de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares, otra asociación local del gremio, la mayoría de sus 3 mil 500 afiliados vería caer su matricula hasta en un 30% durante el actual año escolar, y algunos otros de sus miembros podrían reportar una baja de hasta un 60%.

“La situación es verdaderamente caótica” afirmó su presidenta, María de Jesús Zamarripa y agregó que, con menos niños en los grupos, seguramente muchas escuelas se verán obligadas a hacer ajustes en su personal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: