BRASIL PRODUCIRÁ RESPIRADORES PARA PACIENTES GRAVES DE COVID-19 CON TECNOLOGÍA DE LA NASA

Redacción

Brasil, producirá respiradores pulmonares que auxiliarán en el tratamiento a pacientes graves por COVID-19, con tecnología de la agencia espacial estadounidense NASA.

El centro tecnológico universitario Senai Cimatec, auspiciado por la federación de Industrias del Estado de Bahía, y la empresa Russer, de Sao Paulo, recibirán desde la próxima semana la transferencia de tecnología por parte del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Las dos entidades brasileñas fueron escogidas entre las treinta de todo el mundo, ocho de ellas de Estados Unidos, que recibirán sin costos de patente los derechos de la NASA para la producción a gran escala de los respiradores, desarrollados a partir del prototipo -Vital- presentado por ingenieros de la agencia espacial.

Según Rubens Calbucoy, director comercial de Russer, con sede en la ciudad paulista de Indaiatuba, serán producidos 500 equipos mensuales, aunque la capacidad instalada es de 3 mil 300 unidades por mes, dependiendo la demanda, y un costo individual de 59 mil reales, que equivale a unos 10 mil 554 dólares por cada respirador.

El primer lote incluirá 50 unidades y será donado a la red pública de salud en Brasil, la iniciativa pretende cubrir la demanda de países vecinos en Suramérica.

México se encuentra entre los demás países que recibirán dicha tecnología.

El equipo se llamará -Vida-, y es una adaptación a las condiciones climáticas brasileñas y con sustitución local de piezas del “Vital” realizada por el Senai Cimatec, la única escuela técnica del sistema industrial del país que ofrece cursos de maestría y doctorado.

En rueda de prensa Leone Peter Andrade, director de tecnología e Innovación del Cimatec, explico que es un proyecto robusto, con las características y funciones necesarias para cumplir con el tratamiento del 95% de los casos críticos de COVID-19 en los que es necesario entubar a las personas.

El Senai Cimatec, con sede en Salvador, capital de Bahía, creó un túnel de desinfección para los profesionales de la salud que está siendo usado en varias ciudades del país.

En el inicio de la pandemia, que hasta el momento ha dejado más de 115 mil muertos y 3.6 millones de casos de contagios confirmados, la red pública tenia 45 mil respiradores y 10 mil más fueron comprados por el gobierno.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: