EL AFORO EN RESTAURANTES YA SE ACERCA AL TOPE EN CDMX, PERO NO SALE PARA EL GASTO

Redacción

De acuerdo con Marco Buendía, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), en la capital del país, los restaurantes están cerca de alcanzar las máximas capacidades permitidas por las autoridades de la CDMX, de 30 a 40% según tenga o no terraza, pero los ingresos obtenidos apenas alcanzan para perder lo menos posible.

Buendía reconoció que luego de la reapertura de dichos negocios en la ciudad los comensales han ganado confianza y los lugares han tenido mayor ocupación, los ingresos con aforos limitados resultan insuficientes para cubrir los gastos como la renta del local o el pago de servicios.

En lo que va del año, se reportó el cierre de unas 2 mil unidades dedicadas a la venta de alimentos preparados observable en sus bajas de afiliaciones. A partir de julio, los restaurantes pudieron abrir sus puertas en la capital del país con un aforo máximo de 30% en establecimientos cerrados y de 40% en locales con terraza al aire libre.

Durante las primeras dos semanas, algunos restauranteros reportaron ocupaciones de alrededor de 15 a 20%, es decir, apenas la mitad de la capacidad permitida.

La mayoría de los restaurantes tuvieron que lidiar con los gastos adicionales por el equipo de protección y suministros para la sanitización, así como tomar medidas para implementar sistemas de reservas en línea o por teléfono para evitar largas filas, limitar el uso de cartas de menú y cambiarlas por cartas digitales.

En la celebración patria, Buendía lamentó que, debido al cierre del primer cuadro de la ciudad para la celebración oficial del presidente, se vieron afectados alrededor de 800 establecimientos dedicados a la venta de alimentos.

El 15 y 16 de septiembre realmente los negocios que se benefician bastante son los hoteles, pues realizaban noches mexicanas, pero limitado el aforo y el horario, no hubo manera de festejar.

De acuerdo con una encuesta de Kantar, este año únicamente uno de cada diez mexicanos contemplaba celebrar fuera de casa, de los cuales apenas el 3% contemplaba acudir a un bar o restaurante para la ocasión, y alrededor del 15% prefirió pedir comida a domicilio.

Aproximadamente unos 4 mil restaurantes dedicados a la venta de comida mexicana reportaron mayores ventas debido a los pedidos a domicilio y las promociones que ofertaron mediante las plataformas de envió.

Sin duda, el sector dependerá de la evolución del semáforo de la Secretaría de Salud, esperemos pronto logre cambiar a color amarillo, con lo cual puedan aumentar la capacidad permitida en cada establecimiento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: