Liderazgo sin humanidad, no es líder

Yazmín Liñán

Una de las cosas que nos ha dejado esta pandemia es que las barreras entre la vida personal y profesional ya no existen, definitivamente se han borrado; pero… ¿cómo se reconstruyen?

Hoy más que nunca, se volvió más urgente ser sensible ante la situación de cada uno de los colaboradores; la amabilidad y la empatía son pieza clave para sobresalir en un negocio; en resumen, en este mundo ya no hay lugar para “líderes agresivos”.

Resulta clave que los líderes que necesitamos hoy en día -más que poder- necesitamos que cuenten con inteligencia emocional, elemento que se volvió indispensable para que un equipo de trabajo se sienta cómodo, motivado y con confianza para opinar libremente ante cualquier circunstancia de la empresa.

Liderazgo sin humanidad, no es líder. No se trata de tener un cargo o un título, se trata de tener a un gran equipo de trabajo; no solo se trata de sumar a nivel personal, sino también aportar a nivel profesional, lo cual será de mucha utilidad para las organizaciones post pandemia.

Activar la empatía para conectar con las emociones, necesidades y expectativas de los miembros del equipo puede ser una oportunidad para afianzar relaciones de valor que beneficien a todas las personas, solo basta con preguntarse: ¿Cuál es la mayor contribución que puedo hacer en este momento para que mi equipo de trabajo este bien?

La pandemia ha evidenciado la necesidad de ir más allá de los planes de contingencia empresarial establecidos, los datos muestran que los empleados que dicen sentirse motivados por su trabajo son más resilientes, están más preparados para volver a trabajar y se adaptan mejor a los cambios.

Estos niveles de motivación y compromiso se ven afectados por el acompañamiento percibido por los colaboradores durante la crisis, sentir que son importantes para su empresa y que no solo son un medio para alcanzar las metas es clave para activar el propósito y hacer que como equipo actúen de manera proactiva.

Los líderes deberán identificar micropasos que puedan implementar con sus colaboradores para hacer de la empatía una forma de relacionarse, esto aumentará la fortaleza emocional y con el tiempo se volverán desarrollos exponenciales en las personas, lo cual se reflejarán en sus resultados.

Entender que la amabilidad es poderosa para inspirar la orientación al logro, a veces puede ser difícil de entender porque es algo que suena tan fácil de hacer, pero que pocos pueden hacer. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: