Política

Tras la pandemia se busca regularizar a alumnos, adelantar vacaciones y retrasar siguiente ciclo escolar

La Secretaría de Educación Pública (SEP) propuso modificar el calendario escolar a los gobiernos estatales a fin de adelantar las vacaciones de verano y regresar a las aulas de manera presencial para ser evaluados y poder concluir el Ciclo Escolar 2019-2020. Este planteamiento lo presentó Esteban Moctezuma Barragán el pasado 28 de abril ante el Consejo Nacional de Autoridades Educativas (Conaedu).

Esta propuesta será abordada en la próxima reunión del Consejo, ya que tiene la finalidad de regularizar a los niños y adolescentes desde preescolar hasta bachillerato para reducir al máximo los niveles de reprobación escolar.

Se pretende adelantar las vacaciones de verano para el próximo 26 de junio y regresar a las clases presenciales en las últimas semanas de julio o principios de agosto para que se apliquen evaluaciones para diagnosticar las condiciones de aprendizaje en las que regresan. De los resultados, se tomarían cursos de regularización para concluir el Ciclo Escolar.

Este regreso a la nueva normalidad en las escuelas dependerá de la determinación de cada estado y del semáforo epidemiológico hasta ser declarado en color verde en cada localidad. Es decir, que hasta que se encuentren todos los municipios en color verde por estado podrán volver a clases, aunque esto sea de manera simultánea por entidad federativa.

Después del periodo de regularización, los niños se tomarán vacaciones una semana para regresar al nuevo ciclo escolar 2020-2021 a mediados de septiembre o inclusive en principios de agosto.

La SEP también planteó la posibilidad de tener al mismo maestro del ciclo actual para que acompañe a sus alumnos en el siguiente grado; asegurando que así podrán ir recuperando el nivel y avanzando a su propio ritmo.

“La SEP se encuentra en un proceso de análisis de algunas alternativas, entre ellas, dar por terminado el Ciclo Escolar 2019-2020 después de dos o tres semanas de haber regresado a clases presenciales. El retorno presencial es necesario para evitar el rezago de aquellos niños que no hayan tenido condiciones para continuar su estudio y realizar la valoración diagnóstica de todos los alumnos”, se explicó.