Salud y Bienestar

Adaptación a una nueva vida saludable

Redacción

El Coronavirus se ha convertido en el punto inicial de un estilo de vida diferente en todos los aspectos.

Hemos aprendido a comunicarnos de manera distinta, a trabajar a distancia, a hacer ejercicio en nuestros hogares y hasta la manera en que podemos divertirnos. “Sin embargo, hay otros aspectos que no debemos dejar a un lado: el reconocimiento a nuestra persona, a nuestra salud, a nuestro sistema inmunológico” comentó Ferenz Feher, CEO de Feher Consulting en una transmisión de Facebook para una revista. “El correr día a día se nos escapa lo más importante, nuestra salud”.

Es imposible no tener contacto con bacterias dañinas (éste y los que vengan) pues están presentes en todas partes. Si queremos seguir saliendo y relacionándonos, Feher aconseja  atender el tema desde otra perspectiva, fortaleciendo nuestro sistema inmunológico para que seamos más fuertes que cualquier otro virus.

“Me refiero a la adaptación a una nueva vida saludable” asegura Ferenz. “Después de todo, algo bueno nos dejó esta pandemia, como tener más tiempo, menos prisa, el poder hacer ejercicio, dormir más horas, cambiar nuestros hábitos para tener una mejor alimentación, el pasar más tiempo de calidad con la familia y tratar de estar menos estresados”.

Suena fácil, pero realmente se necesita de mucha disciplina y voluntad para lograr este tipo de cambios que, evidentemente, nos beneficiarán; pues se asegura que las consecuencias del confinamiento están resultando lo opuesto.

Feher asegura que en la medida de nuestras posibilidades y practicando estilos de vida favorables, seremos en general más sanos y por consiguiente, nuestro sistema inmunológico será más fuerte, resistentes a nuevos virus que, seguramente, regresarán a nuestras vidas.

“Mejoremos entonces, nuestra salud, alimentación, lavémonos las manos más seguido; a cambio de que la adaptación a esta vida normal, sea lo más sencillo posible” aconseja el titular de Feher Consulting.

Finalmente, invita a la audiencia a reflexionar sobre este ajuste necesario “¿apoco no vale la pena hacer un esfuerzo por nosotros mismos a cambio de una mejor vida?”