Tendencias

7 de cada 10 personas que perdieron su empleo son jóvenes

La organización de la Alianza Jóvenes con Trabajo Digno, expuso que los jóvenes son el 70% de los que padecen los despidos por COVID-19, afirmando que desde antes de la pandemia, la situación para este grupo ya era complicado, pero ahora, la brecha se hizo más grande.

Los expertos reconocieron que dicha organización es una gran ayuda para la inclusión económica para este grupo de jóvenes; sin embargo, ante esta situación no será suficiente poder crear al menos un millón 200 mil empleos cada año.

La directora de Fundación Forge, Andrea Méndez, indicó que la inclusión de los jóvenes es indispensable para detonar el crecimiento económico, romper el espiral de criminalidad y violencia, así como disminuir los rangos de pobreza.

Según los datos citados por el colectivo en conferencia de prensa, de los empleos formales registrados ante el IMSS que se perdieron durante el mes de marzo, el 70% se conforma por los jóvenes de hasta 29 años de edad.

Por parte de los Servicios a la Juventud, la directora Daniela Dorantes, dijo que cargar mayor costo de la crisis a los jóvenes de las consecuencias que la pandemia trajo a nuestro país, compromete negativamente el futuro y el presente. Incluso, desde antes de la llegada del COVID-19 este grupo ha carecido de salario insuficiente, de un contrato estable y falta de afiliación sindical.

Ante esto, el 67% de los jóvenes ocupados (9.4 millones) carecían de un ingreso suficiente, incluso para adquirir productos de canasta básica de una familia de dos personas; el 61% carecían de afiliación a la seguridad social y el 63% no contaban con contrato estable; según datos del Observatorio de Trabajo Digno de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, expuso que el programa del presidente Andrés Manuel López Obrador Jóvenes Construyendo el Futuro, es un primer paso ya que apoya a jóvenes sin empleo; pero que es insuficiente para cubrir al menos los 1.2 millones de empleos que ahora se requieren.

Finalmente la directora de YouthBuild México, Tere Lanzagorta, comentó: “Apoyamos a las organizaciones civiles y legisladoras que proponen crear un ingreso vital, de emergencia y temporal para quienes perdieron sus ingresos en esta crisis. Millones de jóvenes podrían evitar los riesgos derivados de esta etapa de desempleo si reciben un apoyo temporal mientras puedan regresar a trabajar”.